La combinación que nunca fue: el McLambo

Tras años de dominio en la Fórmula 1 junto a Honda, la crisis económica japonesa de inicios de la década de los 90s dejó a McLaren sin proveedor de motores para 1993.
A pesar que dicha temporada se recuerde como una de las mejores de Ayrton Senna, con cinco triunfos, entre los cuales se incluyen Brasil, Mónaco y Donington Park y la que termino siendo su última victoria en Fórmula 1 en Adelaide, Australia.
El MP4/8 fue un auto no tan competitivo a diferencia del Benetton de Schumacher y Patrese, y del infalible Williams Renault que dominó en Fórmula 1 con Nigel Mansell en 1992 y posteriormente con Alain Prost.

ayrton_senna__united_states_1991__by_f1_history-d9tbr00
Ayrton Senna a los mandos del McLaren Honda MP4/6 (1991). Foto gentileza de McLaren

Para 1993, McLaren logró asegurar un acuerdo con Ford Cosworth, pero en un principio pudo haber sido con Renault, pero el acuerdo de exclusividad que tenían los franceses con Williams, privó que McLaren tuviesen el motor dominante en Fórmula 1.
Sin motores Renault, a Dennis le quedó una opción y esa era Ford, los motores hechos por Cosworth dominaron en la Fórmula 1 por años, más bien décadas hasta que Ferrari y los motores turbo de Renault empezaron a ganarles la pulseada.
McLaren tenia motores Cosworth que eran inferiores a los motores V12 de Ferrari, V10 de Renault e incluso a los V8 de Cosworth que compartían con Benetton, ya que el equipo propiedad de la familia Benetton tenía preferencia por la extendida relación que databa desde 1987.

Lamborghini era proveedora de motores en Fórmula 1 desde 1989. Equipos como Larrousse, Lotus y Liger fueron sus clientes más conocidos, pero la entonces compañía administrada por Chrysler tenía dudas sobre el verdadero potencial de los motores V12 en un auto que no daba para soñar muchas cosas, ya con que el equipo Larrousse superarse la pre clasificación era un triunfo para el equipo que tenía cero relación con los diccionarios.

Un apretón de manos entre Ron Dennis y Bob Lutz, el CEO de Chrysler selló el acuerdo para que se hicieran las pruebas con tal de responder dichas interrogantes.

nicola_larini__germany_1991__by_f1_history-d9zbbpp
El equipo italiano, Modena tuvo motorización de Lamborghini. Duró solo una temporada. Foto gentileza Deviant Art.

McLaren tuvo que adaptar su modelo MP4/8 con tal que el motor V12 de los italianos entrase en el monoplaza. El MP4/8B vió la luz el 30 de septiembre de 1993 en el circuito de Silverstone a los mandos de Ayrton Senna. El auto se caracterizaba por no tener sponsors y por su color blanco.

El segundo test fue público y se realizó el día después al Gran Premio de Portugal en el Autódromo de Estoril, con Senna nuevamente a los mandos del MP4/8, el brasileño tres veces campeón del mundo le dijo a la prensa que el motor era confiable y promisorio.
Tuvo un inicio lento en cuanto a potencia, pero una vez reduciendo los niveles de downforce, se pudo ver el potencial del motor.

ayrton_senna__mp4_8b_portugal_test_1993__by_f1_history-d5fpr2o
Ayrton Senna a los mandos del McLaren Lamborghini MP4/8B durante los tests en el Autódromo de Estoril. Foto gentileza Sutton Images.

“Es bastante bueno, pero necesita más potencia y no es muy sofisticado. Estoy seguro que sería bastante bueno para la próxima temporada.” – Ayrton Senna

Senna se sintió tan a gusto con el Lamborghini V12, que incluso le pidió a Ron Dennis de que si podían correr con ese motor para las últimas dos carreras de la temporada en Japón y Australia. Obviamente que eso no ocurrió.

lambo-v12
Motor Lamborghini V12, diseñado por Mauro Forghieri. Foto gentileza de motorsportretro.com

Un tercer test se realizó en Silverstone, esta vez con Mika Hakkinen al volante y en donde logró bajar el récord de vuelta del McLaren con motor Ford en 1.4 segundos. Todo parecía indicar que McLaren-Lamborghini iba a ser una realidad para 1994, pero finalmente a mediados de octubre, McLaren anunció que Peugeot iba a proveer de motores al equipo de Woking, dejando a los italianos con el pan quemándose en el horno.

Los franceses encabezados por Jean Todt (actual presidente de la FIA) venían de ganar todo en el Dakar, Mundial de Rally y en las 24 horas de Le Mans entre los 80s e inicios de los 90s.

Embed from Getty Images

“Estamos muy decepcionados por decir al menos. En estos últimos meses hemos trabajado duro, incluyendo un intenso periodo para poner un equipo entre McLaren y TAG Electronics. El auto era rápido y Ayrton Senna dijo cosas alentadoras. Había un fuerte compromiso para proceder a futuro.” – Tom Kowalewski, PR de Chrysler

Para finales de 1993, Chrysler vendió Lamborghini a un consorcio asiático encabezado por Tommy Suharto, hijo de Suharto, dictador indonesio que mantuvo el poder en ese país desde 1966 hasta las revueltas de mayo del 98. Suharto Jr casi logró traer la Fórmula 1 a Indonesia en 1996 y actualmente está en campaña para ser candidato presidencial  tras cumplir una condena de 15 años por ordenar el asesinato de un juez.

La dupla McLaren-Peugeot duró solo una temporada, mientras que Lamborghini pasó a ser propiedad de Volkswagen en 1997 y a partir de 1996 Mercedes Benz proveyó de motores a McLaren hasta 2014, para ya en 2015 empezar a pasar rabias con Honda.

Un comentario sobre “La combinación que nunca fue: el McLambo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.