Andretti vs Unser y la Indy 500 de 1981

Hace un tiempo atrás les contamos de la famosa “maldición” que tiene la familia Andretti con las 500 millas de Indianápolis, en donde solo uno miembro de la familia ganó la mítica carrera por unica vez en 1969. De ahí en adelante entre choques, fallos mecánicos y sobrepasos en las vueltas finales ni Michael, Jeff, John y Marco han podido repetir el logro del patriarca de los Andrettis, lo cual ha alimentado la leyenda de la relación de amor y odio que tiene la familia con el Indianapolis Motor Speedway.

38 años atrás hubo un momento en donde Mario Andretti fue el ganador “oficial” de la edición 65 de las 500 millas de Indianápolis, pero terminó perdiendo la victoria de esa carrera cuatro meses después mediante el escritorio y que cayó en manos de Bobby Unser.

Hasta el día de hoy es una carrera más controvertidas en la historia de las 500 millas de Indianápolis que tuvo como protagonistas a dos de los pilotos con mayor historia de la IndyCar, en lo que fue un dimes y diretes que duró meses y que acabó con la amistad de los dos pilotos.

Mario Andretti y Bobby Unser eran dos de los múltiples favoritos para ganar la Indy 500 de ese año, cuya grilla de 33 participantes contaba con un total de siete ganadores, entre ellos estaban: AJ Foyt, Gordon Johncock, Johnny Rutherford, Al Unser y Rick Mears.

Embed from Getty Images

Ya en carrera Unser lideró la mayor cantidad de vueltas con 89 y luchó por el liderato de la carrera durante la primera mitad con Rutherford y Sneva, pero ambos quedaron fuera de carrera debido a problemas mecánicos antes de llegar al punto medio. En tanto que Andretti remontaba posiciones tras haber largado desde el fondo por no haber participado del fin de semana de clasificación debido a sus compromisos con el equipo Alfa Romeo de Fórmula 1.

La controversia vino en la vuelta 150 cuando Andretti y Unser hicieron su parada en los pits bajo bandera amarilla tras el accidente de Gordon Smiley en la curva tres. Bajo el periodo de neutralización el primero (Unser) y segundo (Andretti) entraron a pits. Unser ganó el duelo, saliendo primero a pista con Andretti saliendo segundos después. Cuando el auto del piloto de Penske estaba pasando por el carril de salida, superó de forma veloz a 14 autos para quedar detrás del Pace Car. 

De acuerdo al reglamento de la USAC, el ente rector de la carrera hasta 1997. Si el pelotón está junto al auto que se está incorporando a la pista tras salir de los pits, el piloto debe ingresar a la pista detrás del auto que se encuentre circulando en la curva dos.

Andretti estaba molesto por las acciones de Unser, no obstante, él había hecho lo mismo, solo que superó a dos autos para quedar a ocho autos de distancia del líder.

“Ví a Bobby (salir de los pits) y aceleró al frente, justo al lado del Pace Car. Estaba gritando por la radio a mi equipo. ¿Qué diablos está pasando?”. – Mario Andretti

Las acciones de Unser pasaron desapercibidas por la transmisión oficial de la radio del Indianápolis Motor Speedway, mientras que la transmisión televisiva (en diferido) de ABC, se percató con Jim McKay y Sir Jackie Stewart haciendo todo tipo de comentarios cuestionando el actuar del hermano menor de Al Unser Sr.

“Él (Stewart) nunca leyó el maldito reglamento por culpa de Jackie Stewart fui crucificado, me encontraron culpable y me trataron como un criminal, cuando yo no había hecho nada malo”. –  Bobby Unser hablando con Sports Illustrated en 1982.

Unser ganó la carrera con Andretti en segundo y el australiano Vern Schuppan tercero a una vuelta de los dos primeros. En un inicio esa victoria fue la tercera Indy 500 para el oriundo de las tierras de Walter White, convirtiéndose en el primer piloto en ganar la mítica carrera en tres décadas diferentes (1968, 1975 y 1981).

Unser celebrando su tercer Indy 500. Foto gentileza de Sports Illustrated.

En la noche del domingo, la controversia quedó instalada cuando ABC emitió en diferido la carrera en horario estelar y con Mario Andretti contando en vivo que junto a su dueño de equipo Pat Patrick iban a objetar el resultado de la carrera una vez que fuera oficial a las ocho de la mañana del día lunes.

Mario Andretti hablando con Jim McKay y Sir Jackie Stewart sobre el proceso de apelación que iba a tomar lugar al día siguiente. Imágenes gentileza de ABC.

Una maratónica jornada nocturna tuvieron los oficiales de la USAC quienes revisaron el video de la controversial maniobra bajo diferentes ángulos hasta que tomaron la decisión de sancionar a Unser con una vuelta de castigo, quedando relegado al segundo lugar y a una vuelta del nuevo ganador que fue Mario Andretti quien no tuvo la necesidad de protestar el resultado a las ocho de la mañana.

El lunes por la mañana, Mario estaba nuevamente en el Indianapolis Motor Speedway para tomar parte de la sesión fotográfica en honor al ganador con su auto y el Borg Warner Trophy en la yarda de ladrillos. Pero aún así no estaba contento del todo.

“Lo desafortunado es que él (Bobby Unser) paso por todas las cosas que el ganador experimenta en Victory Lane para quitarsela y darle la victoria a mí. Y yo nunca podré experimentar eso por cuenta propia”. – Mario Andretti

Mario hacía referencia al momento de poder estar Victory Lane celebrando con su equipo y sus más cercanos mientras recibía la corona de flores y la histórica botella de leche para el ganador. Como se dice ahora, Mario ganó con el escritorio.

Foto gentileza de IndyStar.

Esa misma noche Andretti celebraba su victoria en el banquete post carrera, sin embargo, el premio en dinero para el ganador no se otorgó hasta que el proceso de revisión y apelación estuviera terminado. Ahora Roger Penske y Bobby Unser estaban protestando el “resultado oficial”.  Como anécdota está el hecho de que Mario terminó recibiendo el anillo de ganador, el cual mantiene hasta el día de hoy porque se rehusó a devolverlo cuando se terminó por oficial los resultados de la carrera.

Para definir a un ganador, la USAC hizo una suerte de juicio en donde ambas partes dieron sus puntos de vista en cuanto a la situación en disputa. Esto fue en una época en la que el Tribunal de Arbitraje Deportivo aún no se había fundado por lo que en los siguientes cuatro meses hubo un proceso “judicial”. Ahí se pudo comprobar que la regla en cuestión era extremadamente ambigua y propensa a múltiples interpretaciones por parte de los pilotos.

“De acuerdo al reglamento, yo puedo pasar a cualquier auto que esté por debajo de la línea blanca, si es que yo estoy por sobre la línea blanca al salir de los pits, la cual es una extensión de los pits, pero no puedo pasar al Pace Car. […] Tú puedes pasar autos, pero no el Pace Car “. – Bobby Unser y su interpretación de la regla

Fue un proceso larguísimo que llegó a su conclusión en a inicios del mes de octubre cuando un panel de tres jueces nombrado por la USAC votó 2-1 a favor de devolver la victoria a Unser. El panel reconoció que el piloto había cometido una falta como fue el haber superado a varios autos bajo amarilla. No obstante, ellos concordaron que el castigo inicial que recibió posterior a la carrera era demasiado severo por lo que se redujo a una multa de 40.000 dólares.

 “Yo no culpo a Roger (Penske) o a Bobby, esto es culpa de la USAC por haber permitido una intervención de terceros al reglamento.” – Mario Andretti

Andretti y Patrick apelaron por última vez la decisión de la USAC ante el Comité de Automovilismo de Competición de los Estados Unidos (ACCUS), pero sin éxito, oficialmente y tras 137 días, Bobby Unser era declarado ganador de la edición 65 de las 500 millas de Indianápolis. Hablando con la prensa, Andretti dijo que Unser zafó porque había cruzado la meta en primer lugar.

El legado de esa victoria para Unser no fue solo su rostro en el Borg Warner Trophy, el premio en dinero, sino que también con una úlcera que se le formó por los cuatro meses de espera del veredicto que le tomó casi dos años en sanar.

Durante la reunión de pilotos de la Indy 500 de 1982, Andretti le preguntó a Tom Binford, el oficial de carrera de la USAC y la persona que sancionó a Unser severamente en un principio.

Andretti: ¿Hay algún cambio en las reglas?

Binford: No.

Andretti: Entonces, si hoy superará a once autos bajo la bandera amarilla y cruzo la línea de meta primero, ¿la multa seguirá siendo de 40.000 dólares?

Binford: Oh no, no, no, no.

Andretti: Así que el reglamento este año seguirá igual, pero el año pasado no era válido.

Binford: Estaba fuera de nuestras manos.

Hasta el día de hoy Andretti sigue molesto por lo ocurrido en el 81′ y por el hecho de que Unser no haya admitido que rompió las reglas ese día y que aún así logró eludir un castigo mayor.

“Todo lo que tenía que decir que era se salió con la suya y todo hubiera estado bien…” – Mario Andretti

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.